INVEST-Honduras firma Acuerdo de Término Anticipado con concesionario del Corredor Turístico

  • INVEST-Honduras firma Acuerdo de Término Anticipado con concesionario del Corredor Turístico.

    Tegucigalpa, M.D.C.- Recientemente INVEST – Honduras firmó el Acuerdo de Término Anticipado del Contrato de Concesión del Corredor Turístico, tramos El Progreso – Tela y San Pedro Sula – El Progreso – La Barca, suscrito en diciembre de 2012 entre el Gobierno de Honduras y Autopistas del Atlántico S.A. (ADASA), para el diseño, operación y mantenimiento de estas carreteras.

    Este Acuerdo surge del consenso entre INVEST – Honduras y ADASA de resolver una terminación anticipada del contrato de concesión ya que, por razones ajenas a la voluntad de las partes, no es posible lograr el alcance del contrato.

    En diciembre de 2017, se suscitaron una serie de eventos de protestas sociales que impidieron al Concesionario el cobro del peaje de acuerdo a lo establecido en el Contrato de Concesión. En consecuencia, el Estado de Honduras se vio obligado a compensar económicamente al Concesionario con una remuneración diaria, lo cual implicó importantes desembolsos al Estado de Honduras no contemplados originalmente, provocando un impacto negativo a las finanzas públicas de los presupuestos de 2018 y 2019.

    Por tal razón, en diciembre de 2018, el Congreso Nacional aprobó el Decreto No. 186-2018 mediante el cual se autoriza a INVEST- Honduras en su calidad de Concedente, a suscribir el Acuerdo de Término Anticipado del Contrato de Concesión Corredor Turístico para finalizar las obligaciones de las partes y no continuar afectando las finanzas públicas.

    Para establecer el monto de la compensación por término anticipado del Contrato, INVEST-Honduras ha contratado a Price Waterhouse Coopers – Chile para llevar a cabo las auditorías financieras y de gastos, para efecto de determinar el valor justo a reconocer a favor del concesionario por las inversiones que realizó durante la ejecución del proyecto.

    El Acuerdo fue firmado por ADASA y un representante de los acreedores. Esta firma representa un alivio a las finanzas del país y permite que sea ahora el Gobierno el que termine esta importante obra.