Alianza para el Corredor Seco
PPEA

El Programa Prevención del Embarazo en Adolescentes es una actividad de la Alianza para el Corredor Seco (ACS) cuyo objetivo es la reducción de la pobreza y la desnutrición. Esta actividad se contempla como una intervención transversal que incorpora la equidad de género, la atención a la juventud rural y la generación de empleo para jóvenes.

Objetivo del Programa

Contribuir a mejorar la calidad de vida de las niñas y adolescentes, particularmente de las más pobres, sus familias y comunidades a través de la reducción de embarazos precoces y no planificados y el VIH.

Objetivos Específicos

Fortalecer las instituciones en el desarrollo y armonización de normativas, políticas y alianzas que aseguren el cumplimiento de los derechos y la salud sexual y reproductiva de los y las adolescentes, bajo un enfoque de Derechos Humanos.

Fortalecer las relaciones intrafamiliares para promover un entorno protector para los y las adolescentes.

Fomentar las oportunidades de educación, empleabilidad, inserción laboral y emprendimiento de adolescentes y jóvenes.

Fortalecer la educación integral de la sexualidad como medida de protección y prevención de embarazos en adolescentes.

Obtener el aseguramiento del acceso, disponibilidad, aceptabilidad y calidad de servicios de salud para adolescentes, incluyendo la salud sexual y reproductiva.

Zona de Influencia

El Programa contempla seis municipios de Intibucá, 12 municipios de La Paz y seis municipios de Lempira. Los 24 municipios congregan 112 aldeas beneficiadas.

Información Resumida

Monto de inversión:  USD $ 5 millones

Periodo de implementación: Cuatro años

Inicio del Programa: noviembre de 2014

Fecha de finalización: Diciembre 2018

 

Componentes

Fortalecimiento institucional

Fortalecimiento institucional para el desarrollo y armonización de normativas, políticas y alianzas que aseguren el cumplimiento de los derechos y la salud sexual y reproductiva de los y las adolescentes, bajo un enfoque de Derechos Humanos. Este componente tiene como objetivo específico realizar Decretos Ejecutivos que institucionalicen el Plan Multisectorial de Prevención del Embarazo en Adolescentes; que las instituciones participantes realicen leyes para evitar las uniones de mujeres antes de los 18 años; y, que exista asignación municipal para niñez y adolescencia destinada a la prevención de embarazos en adolescentes. Las instituciones contraparte del Programa a través de las cuales se desarrollan los componentes de la actividad son: Secretaría de Salud (SESAL); Secretaría de Educación (SEDUC); Instituto de Formación Profesional (INFOP); Ministerio Público; Asociación de Municipios de Honduras (AHMON); Alcaldías de los municipios atendidos y organizaciones no gubernamentales.

Fortalecimiento de las relaciones intrafamiliares

Fortalecimiento de las relaciones intrafamiliares para promover un entorno protector para los y las adolescentes. Este componente pretende lograr, a través del fortalecimiento de las habilidades para el dialogo, que los y las adolescentes dialoguen con sus padres o cuidadores sobre sus problemas y preocupaciones, y las medidas de protección correspondientes, para la prevención del embarazo.

Fomento de las oportunidades de educación

Este componente pretende que la adolescente no abandone el colegio si sale embarazada y que logre culminar su escolaridad secundaria y se inserte al mundo laboral. Además, promueve la empleabilidad, la inserción laboral y el emprendimiento de adolescentes y jóvenes.

Fortalecimiento de la educación integral de la sexualidad

Este componente se desarrolla como medida de protección y prevención de embarazos en adolescentes, a través de la capacitación de los docentes quienes a su vez educarán a los jóvenes que son sus alumnos, con la Guía Metodológica “Cuidando mi salud y mi vida”.

Aseguramiento del acceso a los servicios de salud para adolescentes

Se pretende reducir la brecha de demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos en mujeres entre 15 a 19 años que tienen vida sexual activa, pretende, además, disminuir el porcentaje de niñas que inician su vida sexual antes de los 15 años. Se aumentará el número de servicios amigables, así como también los espacios amigables para adolescentes en los cuales recibirán atención integral por parte de personal capacitado, en horarios accesibles y con la privacidad necesaria.